Para la astrología, ya empezó una nueva gran etapa antes del 31 de Diciembre 2019. El eclipse Solar o luna nueva de Capricornio se acaba de cumplir, sus atípicas alineaciones anuncian un año atípico, productivo para muchos, desdeñable para otros. Será, en definitiva, un año inolvidable, ya sea por sus grandes frutos o por sus complejas historias. He venido hablando constantemente de esta gran alineación,  a un grado tal que podría caer en el hartazgo, pero no hay un tema más importante en puerta que este. 

Lunas nuevas se dan cada 28 días, pero para que se de en capricornio, solo una vez al año. Para que se dé en conjunción a Júpiter, rara vez, quizá cada 12 años. Para que se dé en trígono a Urano, pudo haber ocurrido entre 1961 y 1967 y así cada 50 años aproximadamente o 30. Junto con todo lo anterior, sucede en eclipse, algo viable solo cada 18 años, así que nos encontramos a la sombra de un acontecimiento irrepetible en nuestras vidas, con la disposición de llevarnos a un despertar, a un crecimiento o evolución destacable o simplemente frente a una serie de acontecimientos capaces de renovar los caminos hacia la virtud y la trascendencia.

Aries. Tu regente afortudamente en Escorpio posibilita un despertar sexual, administrativo, acercandote al empoderamiento, fácilmente notable tan solo en el primer semestre del 2020, pero podría extenderse todo el año.


Tauro. Tu regente en Acuario implica un despertar en relación a tus amistades, en la comprensión de tu libertad. La vida te llevará a reconsiderar aquello entendido como estabilidad y enriquecimiento. 

Géminis. Tu regente en Sagitario y en trígono a Urano facilitará un gran enriquecimiento, material y especialmente no material, haciéndote ver el valor o fortalezas de tu espíritu y actitudes claves de desarrollo.

Cáncer. La luna nueva, en eclipse, en trígono a Urano y en conjunción a Júpiter implican una serie de invitaciones envidiables para superar miedos, carencia, conceptos vacíos y entorpecedores de tu grandeza.

Leo. Con tan pocos planetas en Fuego y Aire, excepto Venus y Mercurio, implica para ti, también un año dotado de regalos, especialmente para adoptar una amabilidad y receptividad a personas bien opuestas a tu estructura.

Virgo. Tu regente en fuego, y la el eclipse en tierra, viene a cerrar un serie de triunfos comenzados desde el principio del 2019. Especialmente en la capacidad de Amar e imaginar nuevas formas y moldes a la hora de dirigir tu vida.

Libra. Con Venus en Aire, pero en cuadratura a Urano permite un reajuste económico, pero también un nuevo concepto de valores, ello se refiere a reconcer como personas, lugares, conocimientos y acciones te aportan más que un monto monetario.

Escorpio. Con Marte en tu signo, este tan bien situado, pues se alinea a Saturno, implica la adopción de un tipo de disciplina bastante benigno, para crear, socializar, comunicar y comercializar elementos propios de ti los cuales no se te habían ocurrido en tiempos anteriores.

Sagitario. Tu regente está inmiscuido claramente en esta nueva etapa para la humanidad, implica que si te habías considerado “gigante”, ahora sabrás la fuerza de una hormiga o de una simple pieza en el engranaje total. Tu humildad tendrá que crecer en el transcurso del primer semestre del 2020 y ello te hará evolucionar.

Capricornio. Tu luna nueva, tu eclipse, tu era. Cucharadas de tu propia medicina entrarán a tu boca, aquello en lo que exageraste o en cualquier exceso cometido con tu entorno, volverá a ti para que aceptes otro tipo de disciplina y otro tipo de responsabilidad, la kármica por ejemplo. En otras palabras, podrás crear lo que antes te parecía distante, imposible o negado.

Acuario. Urano, tu regente, ahora en Tauro, anuncia una etapa de desbalance para el mundo, que aunque suene inquietante, y lo sea, no implica necesariamente un conjunto de problemas, por el contrario, gracias a nuevas actitudes y perspectivas se darán soluciones anteriormente inviables.

Piscis. Tu regente, Neptuno, también se encuentra inmiscuido, quizá es de uno de los planetas más cercanos al centro del huracán, esto quiere decir, que las personas de tu entorno desearán o requerirán adoptar tus nociones, condiciones y requerimientos para poder desempeñarse en este año, o al menos dentro del primer semestre del 2020. En pocas palabras, se puede decir que elegirás el compás del vals próximo a escucharse.